domingo, 28 de agosto de 2011

LFL

Este sábado estuve descansando después del estrés acostumbrado de fin de curso. En los Tristes Tigres terminamos y necesitaba entregar antes un cuento para la antología. Lo empecé el jueves, el viernes lo seguí pero no tenía buenas ideas y terminé a las seis de la mañana del sábado, unas cuantas horas antes de entregarlo. El resto del día lo dediqué a dormir y ver televisión. En la tele me alimenté de basura. Me gusta zambullirme a veces en las porquerías de la “caja idiota” para relajarme rico, y más si no tengo ganas de salir a distraerse.

Otro programa llamó mi atención, la LFL, ¿what? la Lingerie Football League. Es un tochito entre mujeres ataviadas con ligueros, sostenes y calzones, más sus hombreras y cascos para exaltar su sexualidad en cualquier dirección. Las tomas me parecieron aburridas, básicamente son las mismas de los partidos de la NFL, perspectivas lejanas y muy de vez en cuando un acercamiento al cuerpo de alguna de estas jugadoras, ya se la mariscala de campo al hacer la llamada o de las jugadoras levantándose luego de terminar una acción. Si van a ponerlas en esos atuendos al menos deberían explotar las imágenes y hacerlas lucir increíbles con tomas más interesantes para entretener a los televidentes. Es más un juego con la mente, no, con la mente no, con el cliché anidado en la mente del espectador, “simplemente habría de verse pues además de original salen mujeres muy sexis”, pero esta “novedad” deja de funcionar rápidamete, repito, por las aburridas tomas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario