martes, 20 de septiembre de 2011

¿La literatura puede responder preguntas?

Mas procrastinación o mala administración. Verdad sea dicha, en nuestras listas de pendientes hay actividades que esperamos con gusto, y en general todas nos agradan o desagradan en mayor o menor medida. Ese es el origen de mi procrastinación: pospongo demasiado (hasta el último momento) lo más desagradable. Luego en los cursos, por dejar hasta el final las tareas no puedo preguntar mis dudas u opiniones diferentes por no tener cosas extras que decir.

Esta semana hubo dos cosas que me enseñaron y que relaciono:
  1. Santa Claus nos comentó que él no está para ser bueno en la materia que enseña, sino para transmitir una pasión y esa es la misión de los maestros.
  2. Patty, tratando de transmitirnos pasión mencionó algo que no me agradó, por el tono. Mencionó que "No cabe duda que la lectura, y en particular la literaria, nos sensibiliza, fortalece nuestro espíritu y nos ayuda a comprender hasta lo más insignificante del mundo. Nos hace pensar, sentir, disentir, discutir, reflexionar argumentar y encontrar respuestas a muchas cosas que el extraordinario universo de la informática y la cibernética jamás responderán."
Es cierto que nos enseña cosas que la informática y la cibernética no. Pero esto también sucede en sentido contrario. La informática y la cibernética nos enseñan a razonar, razonamiento lógico, que no aprenderíamos solo leyendo novelas y poesía.

Por otro lado, la literatura es forma (y según yo hasta este punto de mi razonamiento, solo eso). Transmite mensajes, más aún, ideas, pero el contenido no es literatura, al menos lo que el contenido de un mensaje enseña no es de dominio exclusivo de la literatura (como arte), pues puede ser adquirido por otros medios: filosofía, teología, psicología, sociología, antropología, etc. Allí están los libros de Hesse, dotados de una carga filosófica excepcional, y no sé hasta que grado con valor literario estético delante de las ideas. La pura estética de la literatura, en sí, no enseña nada, es mero disfrute y goce, y la parte estética es la que puede considerarse como literatura, como arte literario. Esto es tan válido como que la informática no son los libros de todas las materias en formatos digitales, pues si así fuera estaría garantizado que el conjunto de enseñanzas de la literatura (al ser digitalizable) sería un subconjunto de la informática. Y esto puede ser perfectamente válido pues la informática es, además de desarrollar tecnología, saber usarla y, de hecho, utilizarla.

Encuentro un resquicio en esta teoría. En la literatura hay interpretación. Esa interpretación es única de la literatura. Un poema, por ejemplo, puede tener múltiples significados y así, lo que dicho poema nos enseña no tiene un dominio único en la filosofía, psicología o sociología, ¿o sí? Es decir, puede sensibilizarnos a personas distintas en cosas dispares, no es de interpretación única como sí lo son los textos filosóficos, sociológicos, psicológicos o de cualquier área (típicamente humanista) que pretenda enseñarnos lo mismo que la literatura.

Llegando un poco más allá, también en esto, si las ciencias -filosofía, psicología, etc.- son interdisciplinarias ¿no cabría la posibilidad de que sí pudieran abarcar, interrelacionándose en esa interdisciplinariedad, enseñar lo mismo que la literatura?

Hasta aquí llegan mis divagaciones, por hoy y respecto a este tema. Lástima que no pude exponerlas por falta de tiempo, o más bien por llegar a destiempo, pues de nuevo mi procrastinación me hizo sacar lo más nacional que tenemos: dejar todo hasta el final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario