jueves, 29 de noviembre de 2012

Franklyn... original, pese a no intentarlo

Si algo no detecté en Franklyn es un deseo por denotar su originalidad, pero al final logra serlo. Es una mezcolanza padrísima de visiones distintas de personajes comunes en el cine, pero lo padre es la narración. Sí, es cierto que tiene varios tropiezos, pero al menos intentar conciliar mundos imaginarios (a la mala) con el mundo real es un punto a favor de esta cinta que no sé si llamar futurista. Definitivamente es de ciencia ficción, pero no toda la ciencia ficción utiliza escenarios futuros, sí mundos inexistentes, pero no siempre afincados en el futuro.

El tema me gustó mucho. ¿Cuántas veces no nos hemos clavado tanto en nosotros mismos que empezamos a distorsionar la realidad? Básicamente es de lo que tratan las historias paralelas que se cuentan en Franklyn, y es donde me llegó esta película. No tanto en clavarse en uno mismo, sino en concebir una realidad alterna como medio de protección, un mecanismo mental de supervivencia. Tardé un rato en entenderla, pero ya que capté de lo que trataba terminó por gustarme por encima de lo mala que pueda ser en diferentes aspectos cinematográficos (ritmo, actuaciones, etc.). Me encantó la fragilidad de los personajes y como los tomamos en un punto de su vida donde están absolutamente quebrados.

Una extrapolación de este mecanismo de defensa es empezar a ver lo que no existe (amigos imaginarios, por ejemplo), pero esa es solo una forma exagerada (y cinematográficamente espectacular de presentarlo). ¿Aquél científico que se clava en sus investigaciones, no está acaso evadiendo al mundo? ¿Esa ama de casa que pasa buena parte del día pegada a la televisión, no hace lo mismo? ¿Y no también está en ese barco el estudiante apático que prefiere dejarse llevar por los videojuegos a asumir su vida? Apenas hace unos días lo comentaba... leo porque mi vida es aburrida, porque así me siento más vivo, y para mí es más o menos lo mismo que le pasa a los personajes de Franklyn.

Tristemente el ser una película menor (principalmente en popularidad) está relegada a ser la copia, la poco innovadora, etc. Por allí leí una crítica en Fanzine Digital (que resultó ser más crítica de su autor) donde se la acusa de calcar algunos aspectos de Watchmen. Si es así la película fue más efectiva en cuanto a lo futurista pues Watchmen se estrenó después que Franklyn. También por allí, en otro lugar, leí que la acusaban de poco original... aquel que vaya al cine buscando originalidad mejor que no vaya a las salas comerciales ¡qué triste dedicarle tanto tiempo a algo que no te hace feliz!

Es una película muy ambiciosa, como toda ópera prima debería ser (uno nunca sabe cuando volverá a estar dirigiendo) que me encanta porque está sustentada en una idea que, si lo logra o no es otro rollo, intenta comunicar algo. Fue una agradable sorpresa encontrarla en la televisión para poder disfrutarla.

Nota: ¿Fue mi imaginación o en realidad hay un juego detrás de los nombres asignados a los personajes? Milo, Emilia B., etc. Bueno, no diré más, pero si alguien también lo percibió confirmaría mi sensatez :-D

No hay comentarios:

Publicar un comentario