martes, 19 de noviembre de 2013

Minificción

Odio la minificción. Simplemente no la soporto. Un día de estos me voy a pasar, de levantado a acostado, a leer minificciones. Seguro, al final, le encuentro algo de valor.